Más campañas

Entre bastidores
con Óscar

Un día en la vida de Óscar

Cada año, estudios de cine invierten millones de dólares para conseguirlo. Él es el chico de oro que todos los ganadores desean besar. El trofeo que todo el mundo quiere. Sin él, Academy Awards no sería lo mismo… Estamos hablando del Premio de la Academia al Mérito, ¡también conocido como el premio Óscar!

Detrás de ese brillante revestimiento se esconde un pasado increíble. Es por este motivo que para la 89a edición de los Premios que se celebra el próximo 26 de febrero, Stylight ha decidido desvelar todos los secretos de la mítica estatuilla...

Un caballero llamado Óscar

En 1927, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas se preguntó cómo honrar de la mejor manera posible los logros más destacados dentro del mundo del cine. La respuesta a esto fue crear un trofeo majestuoso. Cedric Gibbons, presidente y director de arte de la Metro-Goldwyn-Mayer, diseñó una estatuilla de un caballero de pie encima de un rollo de película sosteniendo entre sus brazos una espada. Fue entonces el escultor George Stanley quien lo trajo a la realidad - haciendo así que naciera Óscar, el caballero más deseado de la historia. Y creednos que él, esto, ya lo sabe.

La perfección lleva su tiempo

Óscar no se levanta cada día tan brillante y pulido como lo hará durante la gala del domingo en el Dolby Theatre. ¿Pensabas que ese lustre dorado era natural? ¡Piénsalo dos veces! La estatuilla está hecha de metal y recubierta de oro de 24 quilates. R.S. Owens & Company necesita hasta 3 meses para producir 50 estatuillas. ¡Esto quiere decir que necesita una media de 2 días para crear cada una de ellas!

El oro no se deslustra como otros metales. Sin embargo, sí que se ensucia y lo último que quiere Óscar es no lucir impecable en su gran día. Es por este motivo que antes de la ceremonia, nuestro querido amigo tiene siempre una cita para una sesión de spray bronceador (spray tan) con oro de 24 quilates para poder dejar a todo el público boquiabierto. ¿Quién no querría lo mismo?

Óscar y la operación biquini

Con 34 centímetros de altura, este chico pesa más de lo que aparenta. Para ser más exactos, 3.85 kilos. Así que los ganadores tienen que cargar con el peso de apróximadamente un bebé de tres meses toda la noche! El año pasado, la Academia decidió que era el momento de que Óscar se hiciese un cambio de look, ¿o podríamos decir hacer un Flashback Friday? A Óscar le chifló la idea así que dos empresas neoyorquinas se pusieron manos a la obra hasta conseguir un diseño muy similar al original de 1929. ¿El resultado? Los ganadores besaron a un Óscar más sexy, con líneas más definidas, cuerpo musculado y una mandíbula mucho más marcada. ¿Quién necesita un gimnasio?

Llevemos las cosas a un terreno más personal

¿Recuerdas el video del año pasado donde un Leo DiCaprio nervioso observaba cómo grababan su nombre junto a “Mejor Actor” en su estatuilla por su rol en El Renacido? Para prevenir que los nombres de los ganadores de los Óscar se filtren antes de que la ceremonia se celebre, las estatuillas presentadas durante los Premios siempre tienen las placas sin grabar. Esto quiere decir que cada galardonado, así como Leo, tiene que llevar su premio para ser personalizado al Governor’s Ball, una fiesta que se celebra inmediatamente después de los Premios. Mientras los ganadores festejan sus éxitos, el toque final se añadirá.

Sin embargo, Leo no es el único que estaba nervioso en ese momento… Óscar también se sentía inquieto. ¡Había llegado el momento que tanto ansiaba! ¡Por fin iba a tatuarse! Pero… ¿tenía claro qué y dónde marcarse la piel para siempre?

 

Y después de la fiesta, viene el festival

Después de la gala, la fiesta se vuelve aún más loca. Una vez que todos los invitados han posado en la alfombra roja con sus looks espectaculares y Óscar ha disfrutado de su momento para literalmente brillar en el escenario, las estrellas y él mismo se calzan sus zapatos de baile para la fiesta de Hollywood más importante del año. Y después de la afterparty, llega el momento de irse a casa. Montado en la limusina, Óscar imagina cuál será su nuevo destino. ¿Tal vez un altar? Pero él no es el único que se hace esta pregunta. Nosotros también tenemos curiosidad por saber dónde dejan los ganadores su trofeo más preciado. Pues, en el baño. Emma Thompson: “Quedan raros en cualquier otro sitio. Son grandes, dorados y brillantes.” Y no es la única: Kate Winslet, Susan Sarandon, Lionel Richie y Sean Connery optaron por el baño también.

Inocente de Óscar, que imaginaba ser aposentado en otro tipo de trono. Pero bueno, Whoopi Goldberg y William Hurt perdieron sus estatuillas doradas, así que al fin y al cabo, el lavabo tampoco está tan mal…

[unex_ce_button id="content_y849a5swq,column_content_ukt6paaoj" button_text_color="#ffffff" button_font="bold" button_font_size="15px" button_width="auto" button_alignment="center" button_text_spacing="2px" button_bg_color="#000000" button_padding="15px 60px 15px 60px" button_border_width="0px" button_border_color="#000000" button_border_radius="0px" button_text_hover_color="#ffffff" button_text_spacing_hover="2px" button_bg_hover_color="#000000" button_border_hover_color="#000000" button_link="http://mx.lovepages.wpengine.com/wp-content/uploads/sites/31/2017/02/Stylight-Entre-bastidores-con-Óscar-Galería.zip" button_link_type="url" button_link_target="_blank" has_container="" in_column="1"]DESCARGAR GALERÍA[/ce_button]

 

 

La 89a Edición de los Premios Óscar se celebrará el 26 de febrero de 2017 a las 5:30 PM PST.